DESTERRADO

(Outcast, 2014, Nick Powell)

Ficha en FilmAffinity

Ficha en IMDb

Desterrado

SINOPSIS:

La historia nos traslada a la Edad Media, donde dos caballeros cristianos compañeros de armas, destrozados por la crueldad de Las Cruzadas, separan sus destinos. El primero, Nicolas Cage, se convierte en el líder de una banda de bandidos en la Ruta de la Seda. El segundo, Hayden Christensen, perjudicado por el opio, se gana la vida como mercenario en tierras del lejano oriente. La protección de los hijos del emperador; la princesa Lian y su hermano pequeño el príncipe heredero Zhao, les unirá de nuevo en la misión casi suicida de escoltarles en un largo viaje por el continente y devolver al príncipe su legítimo lugar en el trono.


LA NICCAGEPEDIA DICE:

Que Nicolas aparezca en el reparto de un película siempre despierta el interés de cualquiera de sus seguidores, pero no conviene caer en la necedad de pensar que este hecho la convierte en buena (aunque en ocasiones así pueda suceder). Sin embargo, tampoco es razonable argumentar la causalidad contraria, y afirmar que una película con Cage es necesariamente mala, un discurso que parece tener cierto calado en las mentes cinéfilas más rancias y reaccionarias. Desterrado es una mala película, lastrada principalmente por un guión no demasiado brillante y un bajo presupuesto. Sin embargo, por señalar algunos puntos positivos, hay que reconocer que al menos resulta bastante entretenida, con un ritmo constante en el que apenas decae la acción, y además nos brinda la oportunidad de ver al Nicolas más desacomplejado y excesivo. En algunos aspectos, recuerda a la en exceso vapuleada En tiempo de brujas (Season of the Witch, Dominic Sena, 2011): bajo presupuesto, ambientación medieval con templarios de por medio, etc., si bien aquella era superior en muchos aspectos aunque, por contra, nos ofrecía a un Nic más comedido. En resumen, Desterrado es una serie B válida para pasar el rato sin demasiadas pretensiones, aunque los incondicionales de Cage encontrarán algún aliciente extra y, en cualquier caso, supone un paso adelante respecto a la inefable Left Behind (Vic Armstrong, 2014).

Anuncios