DESDE EL HUL CON AMOR

Ayer estuvimos en el ¡Hostia un libro! con nuestro fanzine, y hoy, además de aguantar la resaca, toca hacer balance.

Y el balance es más que positivo. El equivalente al Nic Cage de los balances, para que os hagáis una idea. Por eso, es el momento de dar las gracias:

Gracias a toda esa gente que ha colaborado desinteresadamente con el fanzine en mayor o menor medida, y que ha hecho que quede tan chulo: Josep Martín con sus geniales ilustraciones, Sergi Tellols con su penetrante análisis de la figura heróica de Cage, Erika Ortiz aportando su visión desde el otro lado de la locura, Thom Malone prestándose gustosamente a contestar nuestras preguntas, Chema García Ibarra brindándonos sus mejores recomendaciones cageanas, Alberto García currándose un manual de seguridad en vuelo, y por último, no quisiéramos dejar en el tintero (cosa que por desgracia ha pasado en la versión impresa y por lo que pedimos una y mil disculpas, quedará corregido en la fe de erratas del próximo número) a Rubén Hornillo, que echó una mano providencial en las traducciones.

Después, dar gracias a la organización del HUL, primero por montar un sarao tan molón y tan necesario, y por ser tan majos y majas. Infinito HAMOR para ellos.

También muchos abrazos para el resto de participantes de la mesa fanzinera, incansables compañeros de fatiga, irreductibles camaradas bajo la cúpula.

Por supuesto, un agradecimiento de todo corazón salvaje a la gente  que se acercó a por su copia del fanzine.

Y por último, pero no menos importante, a Nicolas Cage, por levantar pasiones tan locas como su propio mega acting y ser una fuente de inspiración para tanta gente (ahora nos consta de forma indiscutible que es así, antes solo lo sospechábamos).

La NicCagepedia

Anuncios