PEGGY SUE SE CASÓ

(Peggy Sue Got Married, 1986 Francis Ford Coppola)

Ficha en FilmAffinity

Ficha en IMDb

SINOPSIS:

Durante la fiesta del 25 aniversario de su promoción, Peggy Sue (Kathleen Turner), una mujer de mediana edad en plena crisis matrimonial, sufre un desmayo que la transporta de nuevo a sus años de instituto.


LA NICCAGEPEDIA DICE:

Nicolas se pone a las órdenes de su tío Francis por tercera y última vez en esta comedia romántica con elementos fantásticos. Sobre la trama en sí no hay demasiado que decir: un relato ligero y colorista que sirve como vehículo para el lucimiento de su estrella principal, Kathleen Turner, a quien con sus treinta y dos años nos intentan hacer pasar por adolescente (con resultado casi satisfactorio). El filme esboza cierta mirada crítica hacia los valores de la familia americana tradicional, aunque este matiz acaba sepultado bajo la historia romántica y el tono nostálgico y desenfadado de la obra. Pero lo realmente interesante de Peggy Sue se casó es la historia que rodea al rodaje, de la que Cage es el elemento central. Presa de sus veintidós años, Nic decidió dar rienda suelta a sus arrebatos interpretativos, con el fin hacer algo nunca visto en el mundo de la interpretación. Concibiendo a su personaje cual retrato cubista, lleva su actuación hacia el extremo: su personaje habla durante todo el metraje con una voz aguda, inspirada en los personajes de plastilina de El Show de Gumby. Esto generó innumerables tensiones; por un lado con su permisivo tío, que tuvo que lidiar con productores asustados por la extravagancia de Cage, y salió escaldado de la experiencia, no volviendo a trabajar con su sobrino nunca más. Pero fue con la propia Turner con quien estas tiranteces resultaron insalvables: la actriz acabó harta de su coprotagonista y del rodaje en sí, dedicandoles unas palabras nada halagadoras en su biografía.

Anuncios

ESTA NO ES MI CARA (NI LA DE TRAVOLTA)

Las caracterizaciones a las que el Tío Nic se somete para cada una de sus películas siempre son un tema comentado, especialmente en lo que a estilismos capilares se refiere. Pero en las cinco películas que enlistamos a continuación, la cosa llega a límites tan insospechados como, en algunos casos, desconocidos para el gran público. Si creías que trasplantarse el rostro de Travolta ya era algo loquísimo, lo que vas a ver a continuación te va a sacudir el entendimiento:

El riesgo del vértigo (Deadfall, Christopher Coppola, 1993)

Si Nicolas ya exploró los límites del afecto entre tío y sobrino en Peggy Sue se casó (Peggy Sue Got Married, Francis Ford Coppola, 1986); esta vez se pone a las órdenes de su hermano para demostrarnos lo que es el verdadero amor fraternal: tú me me haces lucir nariz postiza y peluca y yo te ofrezco una interpretación lo más desmesurada posible. Ojo al vídeo, que contiene spoilers:


G-Force: Licencia para espiar (G-Force, Hoyt Yeatman, 2009)

Cage a prestado su voz en varias películas de animación, pero esta bizarrada producida por Bruckheimer (sí, ese Bruckheimer) sobre cobayas espías está en una liga aparte. Nic fuerza su voz hacía los límites de lo estridente, como ya hiciese en la citada Peggy Sue se casó, para poner voz a un topo científico.

fuente: http://www.reelz.com/trailer-clips/41632/g-force-interview-with-nicolas-cage/


Ghost Rider: Espíritu de Venganza (El motorista fantasma 2) (Ghost Rider: Spirit of Vengeance (Ghost Rider 2), Mark Neveldine, Brian Taylor, 2012)

¿Porque escoger la secuela y original? La razón es bien sencilla: si en la primera parte el motorista en su forma de calavera era una figura enteramente animada por ordenador; en esta segunda parte, dicha animación se efectuó mediante captura de movimiento. Por supuesto, los movimientos fueron capturados del mismísimo Nic. Aquí podéis verlo, cual  Andy Serkis exaltado:  BtUp8IDIYAAe1QD


Sonny (Nicolas Cage, 2002)

El debut, y hasta la fecha, única incursión de Nicolas Cage tras las cámaras. Se reservó un pequeño papel a sí mismo, para el que no dudó en lucir de esta guisa:

Nicolas Cage - Sonny


Never on Tuesday (Adam Rifkin, 1989)

 

Una película ochentera casi inencontrable, repleta de ilustres cameos, todos ellos sin acreditar, de jóvenes estrellas de la época. Entre estas fugaces  y “anónimas” apariciones destacan las de Charlie Sheen, Emilio Estévez, Judd Nelson, Cary Elwes y por supuesto, Nicolas Cage. Para deleite de los fans, la chanante escena puede verse en YouTube:

La NicCagepedia.

RED ROCK WEST

(1993, John Dahl)

Ficha en FilmAffinity

Ficha en IMDb

SINOPSIS:

Tras un largo viaje en coche, Michael (Cage), un tejano desempleado, se dirige a una taberna en el pequeño pueblo de Red Rock, e inmediatamente le ofrecen un trabajo. Sólo hay un problema: el trabajo es asesinar a la mujer del dueño. Justo cuando Michael decide coger el dinero y salir corriendo, el verdadero asesino llega, listo para cumplir con su trabajo.


LA NICCAGEPEDIA DICE:

Esta pequeña producción, apenas conocida para el gran público, supone una de esas joyas ocultas en la extensa filmografía cageana. Un modesto ejercicio de suspense que, pese a su irregular ritmo, atrapa al espectador gracias a la construcción de una asfixiante atmósfera salpicada de humor negro; y en el que Cage brinda una actuación bastante contenida, no exenta de alguno de esos destellos del paroxismo que tanto no hace disfrutar. Como dato llamativo, los productores consideraron en un principio que la película era inestrenable en salas, así que vendieron los derechos de exhibición a la conocida cadena televisiva HBO, por lo que en Estados Unidos se estrenó directamente en la pequeña pantalla. Sin embargo, la cadena distribuyó la película en cines fuera del país, convirtiéndose un éxito de crítica en Europa y cosechando notorios reconocimientos en festivales independientes. Esto hizo que unos años después de su emisión televisiva, el filme acabase proyectándose en salas estadounidenses. Otra curiosidad es que existe cierta polémica por los puntos en común que la película comparte con Giro al infierno (U Turn, 1997, Oliver Stone), si bien esta última esta basada en la novela Stray Dogs del escritor John Ridley, escrita en 1997 (4 años después del estreno de Red Rock West).