INTRODUCCIÓN AL NICCAGEISMO I

Pocos actores generan sentimientos tan encontrados como Nicolas Cage: o lo odias, o lo adoras. Vale que también hay quien le tiene en mayor o menor estima y quien le profesa absoluta indiferencia; pero una búsqueda rápida por Internet y sus más conocidas redes sociales basta para apoyar la idea de que su figura suscita posturas enfrentadas. O tal vez es que La Red es muy dada a la opinión extremista de blancos y negros absolutos sobre cualquier tema, pero esa es otra historia.

En cualquier caso, reconozco muy a mi pesar que es fácil comprender al bando de los detractores. Al fin y al cabo, la experiencia de visualizar una película del bueno de Nic supone en la mayoría de los casos asomarse a un abismo insondable de megaactuación (hemos conseguido que esta palabra sea aceptada ―o algo así― como traducción oficial de mega-acting); un trance comparable al de vislumbrar los infinitos horrores que habitan más allá del limitado conocimiento humano y que tarde o temprano nos harán enloquecer (primer apunte de la relación entre Nicolas Cage y lo lovecraftiano, de la que algún día me gustaría hablaros)

Ante semejante escenario, he planteado una lista de películas protagonizadas por Nicolas Cage que, bajo mi punto de vista, hacen tambalear algunos de los argumentos que esgrimen sus críticos mas implacables. O al menos, sirven para poner en perspectiva los modos y medios actorales de Cage y generar nuevas percepciones respecto a dichos argumentos.

Por todo ello, la lista está enfocada a los detractores de Nic, lo cual no significa que si ya eres fan no debas leerla (doy por hecho que si eres una VERDADERA o VERDADERO fan de Cage, vas a leer de arriba abajo este texto sin necesidad de sugerencias). En resumen, lo que quiero dejar claro es que TÚ, no-fan-de-Nicolas-Cage, has inspirado este artículo y toda esta monserga es para ti.

Por supuesto, este es un listado de títulos limitado, por lo que las y los niccagers más avezados podrán echar en falta parte de su obra. En todo caso, ya he aclarado que este un artículo ideado para detractores y no para entusiastas. Además, un o una niccager de verdad extendería esta lista hasta que incluyese gran parte de la filmografía cageiana, si no su filmografía al completo. Personalmente, he de admitir que me ha costado dejar fuera Teniente Corrupto (Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans, 2009),  a la que considero una de las mejores películas (si no la mejor) de Nicolas Cage; pero he pensado que este título en concreto puede resultar poco idóneo para algunos no iniciados, más aún con otro titán como Werner Herzog (quién requeriría su propia guía de inicio) al mando del asunto.

Sea como fuere, sirva esta breve relación de películas como una pequeña guía de acercamiento al niccageismo, o como mínimo, como una muestra de que Nicolas Cage no era ese horrible actor que creías (equivocadamente) que era.

Birdy (Alan Parker, 1984)

Birdy

Un peculiar drama sobre las secuelas psicológicas de la guerra.

Circula todavía hoy como cierta la historia de que Nicolas Cage, para meterse en la piel del personaje, se extrajo dos muelas sin anestesia. Un hecho que ya se ha desmentido en varias ocasiones (es cierto que tuvo que extraerse dos muelas, pero por motivos puramente odontológicos).

Dejando esto a un lado, dos interpretaciones impecables: tanto la de Cage, como la de Matthew Modine.


Red Rock West (John Dahl, 1992)

Red Rock West

Adelantándose unos años a la más popular Giro al infierno (U-Turn, Oliver Stone, 1997) este wéstern moderno envuelve al personaje de Nicolas Cage en una trama de traiciones y asesinos a sueldo. Por aquel entonces, Cage se movía por círculos cinematográficos más independientes y nos brindó algunos títulos menos conocidos y muy disfrutables como este.


Leaving Las Vegas (Mike Figgis, 1996)

Leaving Las Vegas

Y llegó el Óscar de la Academia. Parece que la única forma de conseguir respeto es protagonizando un dramón. Las cosas claras: para cualquier fan consagrado de Nic, esta no es su mejor película ni de lejos. Sin embargo, cuando Cage enfocó su megaactuación  (hay toneladas en esta película) en interpretar a un guionista alcohólico y suicida, consiguió conquistar los gustos cinéfilos más elitistas.


Al límite (Bringing Out the Dead, Martin Scorsese, 1999)

Al límite

Scorsese se marca una historia bastante alucinada y alucinante sobre un conductor de ambulancias desquiciado. Una cinta quizá menos conocida del director, pero con un Nicolas en estado de gracia poniéndose en la piel de un desgraciado (redoble cómico de batería). Como anécdota, señalar que es la única vez que coincidió en pantalla con su por aquel entonces esposa, Patricia Arquette.


Y hasta aquí la primera parte de INTRODUCCIÓN AL NICCAGEISMO. Compártela con aquellas amistades tuyas que más aborrezcan a Cage, y si aún siguen sin convencerse, espera antes de retirarles del todo la palabra, pues muy pronto llega la segunda entrega y que antes lean la segunda entrega.

La NicCagepedia