EL FANZINE III DE LA NICCAGEPEDIA NECESITA VUESTRA MAGIA

Haciendo ¡chas! y apareciendo a tu lado en el blog, al fin llega la convocatoria oficial para participar en la tercera entrega del fanzine de la NicCagepedia. Quizá alguien sienta cierta sensación de déjà vu: nada más alejado de la realidad, esta convocatoria ya se abrió, pero quedó sepultada bajo los calores estivales.

La temática de este tercer número sigue siendo la misma: la magia y lo sobrenatural; en la medida en que esta materia se relacione con Nicolas Cage, tanto en la ficción como en su vida real.

Así pues, sirva esta entrada como recordatorio de que todo material será bien recibido: textos, dibujos, cómics, fotografía… cualquier formato o técnica que se os ocurra. El plazo también se amplia, y molaría que todo estuviese listo para marzo, aproximadamente. Las vías de contacto siguen siendo las habituales : Facebook, Twitter y el correo electrónico niccagepedia@gmail.com.

Para que no falte inspiración, ahí va una lista bastante completa de la filmografía más mágica del Tío Nic:

Peggy Sue se casó (Peggy Sue Got Married, 1986, Francis Ford Coppola)

Aunque se de forma ambigua, la película trata sobre un viaje en el tiempo. Además hay una logia masónica de carcamales que hacen rituales*, que también tiene su aquel.

Hechizo de luna (Moonstruck, 1987, Norman Jewison)

No hay magia explícita en esta comedia romántica, pero en el título se habla claramente de un hechizo, y en lo cierto es que la luna sí parece afectar de alguna forma a los personajes.

Besos de vampiro (Vampire’s Kiss, 1989, Robert Bierman)

Al igual que los dos anteriores, este filme vuelve a jugar con la ambigüedad entre lo real y lo fantástico, pero alguna vampiresa aparece en la cinta, sean ensoñaciones del protagonista o no.

Corazón salvaje (Wild at Heart, 1990, David Lynch)

Con Lynch a los mandos, cabe esperar cualquier cosa, y es que la magia puede ser algo casi cotidiano en sus historias. Influenciada por El mago de Oz, en esta road movie también hay brujas y hadas.

City of Angels (1998, Brad Silberling)

Considerar el imaginario judeocristiano como magia sería motivo de hoguera en otro tiempo, pero que queréis que os diga, un ángel es un ser mágico tanto como los duendes, los gremlins y los esquimales.

Al límite (Bringing Out the Dead, 1999, Martin Scorsese)

Al pobre de Frank Pierce los fantamas del pasado le atormentan de una forma bastante literal. Alucinaciones o no, los espectros pululan por las sórdidas calles de Nueva York.

Family Man (2000, Brett Ratner)

Fantasía navideña al más puro estilo Qué bello es vivir. Inspiró está animación musical sobre un pastel, que en sí es pura magia.

Wicker Man (The Wicker Man, 2006, Neil LaBute)

Otro título donde la magia es más una cosa más atmosférica que tangible. Pero hay cultos ancestrales, rituales con abejas y NICOLAS CAGE SE DISFRAZA DE OSO.

Ghost Rider. El motorista fantasma (Ghost Rider, 2007, Mark Steven Johnson)

Antes de que el Universo Cinematográfico Marvel fuera algo firmemente consolidado, Cage cumplió su anhelado sueño de encarnar a uno de sus héroes de cómic favoritos.

Next (2007, Lee Tamahori)

Aunque está inspirada en el relato de ciencia ficción El hombre dorado de Philip K. Dick, esta adaptación se aleja mucho de la premisa del texto y no hay justificación científica de la habilidad del personaje protagonista para predecir el futuro inmediato. Además, este trabaja como mago en un espectáculo de Las Vegas.

Werewolf Women of the S.S. (2007, Rob Zombie, cortometraje)

Uno de los falsos trailers de películas que acompañaron al proyecto Grindhouse de Tarantino y Rodríguez, en el que Cage interpreta al temible Fu Manchú.

Señales del futuro (Knowing, 2009, Alex Proyas)

Es difícil trazar una línea que separe la ciencia ficción de lo puramente fantástico en esta película. Nos quedaremos con lo último.

El aprendiz de brujo (The Sorcerer’s Apprentice, 2010, Jon Turteltaub)

Toma como base de partida la pieza homónima de la película Fantasía (Fantasia, 1940, VV. AA.) para convertirla en una superproducción de acción y aventuras.

En tiempo de brujas (Season of the Witch, 2011, Dominic Sena)

Nicolas Cage y Ron Perlman son dos templarios retirados que deben llevar a una bruja hasta un monasterio donde los monjes realizarán un ritual para acabar con la plaga que azota el territorio. Como 16 Calles (16 Blocks, Richard Donner, 2006), pero en medieval.

Furia ciega (Drive Angry, 2011, Patrick Lussier)

Un muerto escapa del infierno para perseguir a la secta satánica que asesinó a su hija y pretende sacrificar a su nieto. Sectarios satánicos, la habéis liado parda.

Ghost Rider. Espíritu de venganza (Ghost Rider: Spirit of Vengeance, 2012, Mark Neveldine, Brian Taylor)

Johnny Blaze vuelve a cabalgar a lomos de su moto (y de un coche, y de una excavadora hidráulica gigante) para salvar a una madre y un hijo de las garras del mismo Diablo. Dato importante: el Motorista Fantasma aparece meando fuego.

Desaparecidos sin rastro (Left Behind, 2014, Vic Armstrong)

Si hemos quedado en que City of Angels es de magia, pues esta adaptación del libro superventas del cristianismo fundamentalista por excelencia, también.

La noche de los desaparecidos (Pay the Ghost, 2015, Uli Edel)

Hasta hace unos meses, está película no tenía si quiera título para el mercado español. Todo cambió cuando la emitieron en Antena 3, y estoy convencido de que se lo inventaron ellos mismos, con la más que probable involucración de Matías Prats.

Army of One (2016, Larry Charles)

No hay hechizos, ni conjuros, ni sortilegios, pero esta película es magia en estado puro. Nicolas Cage se va a cazara a Osama Bin Laden con una katana por orden del mismísimo Dios, que se le ha aparecido. Dios, por cierto, es Russel Brand (en la ficción, en la vida real es mucho más probable que Dios sea Nicolas Cage).

Y si todas estas películas no son inspiradoras, siempre se le puede echar un ojo a cosas de LA VIDA REAL DE NICOLAS CAGE:

Durante su estancia en el rancho de su tío Francis Ford Coppola, se le apareció el fantasma de una joven mujer.

En una ocasión, su gato Lewis robó y se comió unas setas alucinógenas. Nic decidió entonces acompañarle y durante cuatro horas estuvieron tumbados, mirándose el uno al otro. Cage declaró que en aquel momento tuvo claro “que era mi hermano”. Creo que a su manera esta historia es bastante mágica.

Cage ya tiene su tumba comprada en un cementerio de Nueva Orleans. Hasta aquí podría ser algo más o menos común, pero la tumba en sí es una enorme** pirámide blanca sobre la que reza la inscripción «OMNIA AB UNO».

Entre 2007 y 2009, fue propietario de la mansión LaLaurie, considerada una de las casas más encantadas de Estados Unidos.

Su boda con Lisa Marie Presley fue bendecida por la sacerdotisa Miriam Chamani, cofundadora del Voodoo Spiritual Temple de Nueva Orleans.

Hace un tiempo, circuló por Internet la historia de una fotografía que probaría que Nicolas Cage es un vampiro. La foto se vendió por un millón de dólares, y el propio Cage desmintió en una entrevista ser un vampiro. Sin embargo, no aclaró nada en relación a la inmortalidad o los viajes en el tiempo.

BONUS TRACKS, por si aún faltan cosas de las que poder hablar:

Fue productor de la película La sombra del vampiro (Shadow of the Vampire, E. Elias Merhige, 200), cinta que trata la hipotética participación de un vampiro real en la película Nosferatu (Nosferatu, eine Symphonie des Grauens, 1922).

En 2000, Cage ideó junto a su hijo Weston el cómic Voodo Child para la línea Voices de la editorial Virgin Comics. La historia tiene lugar en Nueva Orlenas tras el huracán Katrina, y mezcla elementos de novela negra, historia de superhéroes y magia negra.

Por supuesto, todo esto no son más que ideas y apuntes sobre posibles temas a tratar, pero cualquier contenido, siempre que esté relacionado con la magia o lo sobrenatural, será bienvenido. Quedamos a la espera de sus grimorios y escritos taumatúrgicos.

estrella-seis-puntas-magia-nic

La NicCagepedia

*Regalo esta rima a quién quiera y se atreva a utilizarla.

**La pirámide es «enorme» en relación a lo que sería el tamaño habitual de una tumba en un cementerio común, no en comparación con una pirámide de las que construían las civilizaciones antiguas.

 

Anuncios