CARA A CARA

(Face/Off, 1997, John Woo)

Ficha en FilmAffinity

Ficha en IMDb

Face Off

SINOPSIS:

La estrella ganadora del Óscar, Nicolas Cage, y el icónico actor John Travolta, se baten cara a cara en la película de intriga definitiva de la mano del aclamado director de acción, John Woo. Para vengar la muerte de su hijo, el agente del FBI Sean Archer (Travolta) se somete una novedosa y radical cirugía que le permite cambiar su cara por la del terrorista Castor Troy (Cage), que está en coma, y asumir su identidad. Pero cuando Castor despierta y toma la identidad de Sean, comienza para éste su peor pesadilla, teniendo que luchar no solo por salvar su vida sino la de su mujer (Joan Allen) e hija.


LA NICCAGEPEDIA DICE:

Cara a cara es, sin lugar a dudas, uno de las cumbres de la filmografía de Nic, y es que Castor Troy es de alguna manera la síntesis de todo lo bueno de la megaactuación cageana. El propio Cage declaró que su personaje, al que enfocó como un «Liberace del crimen», fue la oportunidad perfecta para dar rienda suelta a toda la experimentación llevada a cabo en películas anteriores, mucho más pequeñas en comparación. En este sentido, cabría destacar entre otros la línea que une a Troy con Peter Loew, el perturbado protagonista de Besos de vampiro (Vampire’s Kiss, 1989, Robert Bierman).

Y es que más allá del inverosímil planteamiento argumental, que no por casualidad se desarrollaba en un futuro lejano en las primeras versiones del guión, la película es un vehículo para el lucimiento de sus dos estrellas protagonistas y la oportunidad perfecta para John Woo de filmar espectaculares coreografías y plasmar todo su simbolismo visual, siendo la primera vez que el director gozaba de amplia libertad creativa en Holywood.

Quienes a día de hoy, en un gesto de ignorante petulancia, menosprecian Cara a cara, deberían saber que en el momento de su estreno la película levantó opiniones de un entusiasmo casi unánime por parte de la prensa especializada: unas críticas que harían estallar las monturas de pasta de todo el área de Hell-A.

 

Anuncios

SOSPECHOSOS: RUEDA DE RECONOCIMIENTO PARA EL IV FANZINE

Como ya anunciamos en la primera convocatoria para el IV fanzine, este número va a estar tematizado en los personajes malvados interpretados por Cage en sus películas. De delincuentes de poca a monta a villanos internacionales, he aquí un pequeño repaso a los títulos que pueden servir de inspiración a este menester.

Ahí va la lista de sospechosos:

La ley de la calle (Rumble Fish, 1983, Francis Ford Coppola)

La primera colaboración de Cage con su tío Francis en esta adaptación del libro de Susan E. Hinton sobre pandilleros juveniles.

Cotton Club (1984, Francis Ford Coppola)

Segunda colaboración con el tito Fran en una película mezcla de cine musical y cine negro, en la que el personaje de Cage tiene muchas ganas de ser un gánster.

Raza de campeones (The Boy in Blue, 1986, Charles Jarrott)

Libre interpretación de la biografía de Ned Hanlan, campeón canadiense de remo, que en ocasiones había dedicado su habilidad al contrabando de licor.

Arizona Baby (Raising Arizona, 1987, Joel Coen)

Aunque hay personajes de mucha peor calaña en esta peli, H.I. McDonnough no deja de ser un mangante reincidente (y la mejor versión en imagen real de un personaje de los Looney Tunes)

El riesgo del vértigo (Deadfall, 1993, Christopher Coppola)

Película dirigida por su hermano Chris, el peluquín y la nariz postiza que luce Cage en este título son legendarios. Amén de sus megaactuaciones.

¡Atrapen al ladrón! ¿Al blanco o al negro? (Amos & Andrew, 1993, E. Max Frye)

Amos Odell es un delincuente de poca monta al que las autoridades intentan colgarle el muerto de una confusión cometida por la policía, en un desliz un pelín racista. Vamos, como al que hizo la libre traducción del título de la película.

Cautivos en Paradise (Trapped in Paradise, 1994, George Gallo)

Los Firpo son hermanos, criminales y bastante simplones. Luego pasa lo que pasa.

El sabor de la muerte (Kiss of Death, 1995, Barbet Schroeder)

Little Junior Brown es el heredero de un emporio criminal. Que sea asmático no quita que pueda aniquilar a sus enemigos a puñetazo limpio.

Cara a cara (Face/Off, 1997, John Woo)

La joya de la corona, la que debería ser la piedra angular de este número: si la inspiración no te llega, piensa en Castor Troy (eso sí, sin perder de vista que esto no es la JohnTravoltapedia).

Ojos de serpiente (Snake Eyes, 1998, Brian De Palma)

Un policía corrupto que combina camisas hawaianas con traje de chaqueta. Nos vale.

60 segundos (Gone in 60 Seconds, 2000, Dominic Sena)

Si la banda de Randall «Memphis» Raines puede robar cincuenta automóviles en una noche, tú puedes inspirarte en su hazaña.

Los impostores (Matchstick Men, 2003, Ridley Scott)

Nicolas Cage interpretando a un sofisticado estafador mola. Nicolas Cage interpretando a un sofisticado estafador agorafóbico, con trastorno obsesivo-compulsivo y síndrome de Tourette mola más.

El señor de la guerra (Lord of War, 2005, Andrew Niccol)

Yuri Orlov es un compendio de varios traficantes internacionales de armas que realmente existieron. O sea, un mamonazo.

Peligro en Bangkok (Bangkok Dangerous, 2008, Oxide Pang Chun y Danny Pang)

Los asesinos a sueldo con problemas de conciencia y ansías de redención son casi un subgénero del cine de acción asiático. Pero siguen siendo asesinos a sueldo.

Teniente corrupto (Bad Liutenant: Port of Call New Orleans, 2009, Werner Herzog)

Otro policía corrupto en la lista, solo que este es MUY corrupto. Quizá uno de los personajes más desagradables de cuántos ha interpretado Cage y a la vez de los más fascinantes.

Contrarreloj (Stolen, 2012, Simon West)

Will Montgomery es un ladrón de guante blanco que nada más salir de la cárcel se ve obligado a dar el mayor golpe de su vida para salvar a su hija de un secuestro.

Tokarev (Rage, 2014, Paco Cabezas)

Cuando matan a su hija, un mafioso reformado debe volver a las andadas. Las andadas de matar, quiero decir.

Y ahora en serio, ¿qué le pasa a la peña con las hijas de Nic en sus películas?

Policías corruptos (The Trust, 2016, Alex Brewer y Benjamin Brewer)

También va de unos policías corruptos, por si el título en castellano no lo dejaba claro. Esta nos gusta especialmente porque Cage luce mostacho y hace equipo con Elijah Wood, que nos cae muy bien.

Como perros salvajes (Dog Eat Dog, 2016, Paul Schraeder)

Adaptación a la gran pantalla de un libro de Edward Bunker, cuenta la historia de tres criminales a los que no les sale de todo bien su plan de secuestrar un bebé.

Arsenal (2017, Steven C. Miller)

Cage recupera veteasaberporqué a su personaje de El riesgo del vértigo, peluquín, nariz postiza e histrionismo incluidos.

Hemos dejado fuera algunas películas que podrían llegar a entrar aquí, bien porque ya han tenido algún fanzine anterior dedicado en exclusiva (como Con Air y Corazón salvaje) o en el que han tenido mucho peso (Besos de vampiro en el número III), o porque no está del todo claro si el personaje de Cage se ciñe a lo que buscamos para este cuarto número (por ejemplo, otra vez, Con Air). En todo caso, si has decidido optar por enfocarlo en alguno de estos títulos, tampoco habría problema.

Y por supuesto, siempre está la opción de inventar, imaginar y especular ¿Cómo habría sido si Cage hubiese aceptado interpretar al Duende Verde en el Spiderman de Raimi? O su versión del Espantapájaros en esa frustrada tercera entrega del Batman de Joel Schumacher. O la eterna duda de si el debía haber sido Vincent Mancini. O cualquier otra cosa que se te ocurra.

Esperamos tus textos, dibujos, cómics, fotografías, collage o cualquier cosa que se pueda plasmar en formato A5. Puedes enviárnoslas a través de FacebookTwitterInstagram o al correo electrónico niccagepedia@gmail.com

La rueda de reconocimiento está abierta hasta el próximo 4 de marzo.

Fanzine IV listado

¡Aleluya!

La NicCagepedia.

 

 

 

¡¡PONED «CARA A CARA», QUE ES LA PRIMERA!!

El próximo 27 de junio se cumplirá el vigésimo aniversario del estreno de Cara a cara (Face/Off, John Woo, 1997). Para conmemorar una efeméride de este calibre, nuestro amigo Chris Coffel ha propuesto que ese mismo día quede instaurado Día de apreciación de Nicolas Cage.

Cara_a_cara-188574589-large

Pero no solo eso; como cualquier festividad que se precie, hay diversas tradiciones a celebrar con motivo de este día. Algunas de ellas serían las siguientes:

  • Vestir una chaqueta de piel de serpiente.
  • Escuchar a Elvis y solo a Elvis.
  • Tomar setas, a poder ser con tu gato.
  • Decorar tu casa con fósiles varios.
  • Hacer una maratón de pelis de Nicolas Cage.

Son opcionales y cada cual puede agregar a su lista tantas cuantas quiera. Pero la maratón es la estrella.  Además, la única regla inquebrantable es que la última de las películas que se vea sea Cara a cara.

En este sentido, nos gustaría proponer que el próximo 27 de junio, todos los niccagers veamos Cara a cara al mismo tiempo y comentemos esta extasiática comunión a través de las redes.

A tal fin, lo más conveniente sería que alguna cadena de televisión pública la emitiese la noche del 27 de junio  y se uniese así a la celebración del Día de apreciación de Nicolas Cage. Según nuestros datos, Factoría de Ficción (FDF) de Mediaset, ha sido la última cadena en emitir la película. Por ello, invitamos a todas nuestras seguidoras y seguidores a que den la brasa animen a la cadena a que esa mágica noche programe Cara a cara Usemos el hashtag #Caraacara27junio y reventemos todos los datos de share y esas movidas.

¡Celebremos por todo lo alto el Día de apreciación de Nicolas Cage!

La NicCagepedia